Las bodas en España si que son emotivas!

 

No podemos más que recordar la emotivas fotos de bodas que hicimos en Mas de Lucía de Castellón con Estela y Rafa. Volvimos a reencontrarnos con viejos amigos y antiguas bodas nuestras que hace que te sientas como en casa. No sólo en casa de Rafa donde conocíamos a todos sus amigos, sino también con Estela y sus famliares y amigos.

 

Aquí ya se podían palpar los nervios previos a la celebración. Aun si más cabe sabiendo que una bonita sorpresa en forma de Carruaje de caballos esperaba a Rafa para llevarle a la iglesia de La Villavella. Iglesia que por cierto estaba a rebosar de invitados que pudieron disfrutar de la maravillosa voz de Estela. Después del sacramento matrimonial nos deleito con una preciosa canción dedicada a su novio. Sin palabras nos quedamos todos los asistentes después de oirla cantar. Pero las sorpresas no iban a acabar aquí, Sergio de Can´s animals iba a esperarlos juanto a Bayron para recibir a los nuevos esposos en Mas de Lucia.

 

En el Mas de Lucia que decir, al margen de su maravillosa gastronomia, la fiesta y el buen humor se adueñó de la celebración que se prolongó hasta altas horas de la madrugada.

Felicidades a todos por este precioso día.

 

El Huerto de Santa María fue el lugar escogido para la celebración de la espectacular boda de Marta y Pepe, momentos únicos y sentimientos reencontrados fue todo lo que vivimos el pasado fin de semana.

“Llevo casada 20 años y sigo totalmente enamorada” decía María mirando a su hermano desde el altar mayor de la iglesia de Santa María. Una iglesia que nos va viendo crecer y madurar como personas.

Recuerdo y siempre comento a las nuevas mayoralías, que la más bella estampa de esta iglesia es cuando la recorre la Vera Cruz el día de Viernes Santo... paso a paso la luz de las hachas va descubriendo la majestuosidad de sus muros. Creo que la mayoría de los que estábamos ayer junto a Pepe y Marta hemos disfrutado de su mano ese momento...  esa luz era la que quería simular para este día tan marcado en nuestro calendario.
¡Qué decir hoy o que no decir!, no lo se. Solo se que cuando entro en el recuerdo de la calle donde años atrás sonaron cornetas veo a una tímida Marta, escondida entre la multitud. Lo de ser centro de atención no es su punto fuerte. Su fuerza está en su dulzura, esa dulzura que hace fuerte a la persona a la que acompaña.
Subo la escalinata hacia el comedor de la familia Muñoz, y lo que veo es parte de mi propia familia. Balta era pequeño como un coquito cuando lo vimos por primera vez y ayer posaba delante de la cámara obsequiándonos con unos dulces e infantiles “patatas” para risa de todos.
Ana, María, Irene... todas bellas como brotes frescos en primavera. Igual que una espectacular y bellísima Concha, ataviada con un vestido azul confeccionadas por manos curtidas y expertas. Se que me extiendo, pero es inevitable. Mucho antes, rondando las siete de esa mañana, Marta y Angela ya disfrutaban en compañía de Silvia del principio de esta boda. Y disfrutaban en la armonía que provocan las impulsivas muestra de amor de una madre entregada a sus hijas. Entre Barbara y ella ayudaron a ajustar el elegante vestido que firma Atelier Valencia, de corte elegante y mangas de encaje.
No me puedo imaginar que sentirá un padre al ver así a su hija, pero si os puedo narrar lo que sentí yo con la foto de ese momento. Todavía se me pone el bello de punta al ver la imagen. Esta imagen no necesita pie de foto para ser narrada igual que la boda... ella sóla se cuenta.

Hemos dejado años atrás en la escalera de la Ermita de la Sang y por fin ya tenéis vuestra foto en ese retablo que más que la representación de una mayoralía, es la fuente de muchas familias.

Bodas rurales con un encanto especial.

Cada vez es más frecuente encontrar parejas que deciden celebrar una boda rural en el campo. ¿La razón? El ambiente mágico que se consigue cuando estás rodeado de naturaleza.

Cuando era niño veraneaba en el campo, en un pueblecito de montaña del Pirineo. Era un pueblo pequeño con casas confeccionadas a base de piedra y una iglesia románica con un campanario que dominaba toda su extensión. Muchas veces, en mis recuerdos, todavía veo caer el granizo del mes de agosto y siento como la niebla me invade lentamente mientras mi padre intenta instruirme en el sabio oficio de recolectar rebollones.
Esos recuerdos siempre viajan con nosotros, igual que les sucede a muchas parejas de novios, quienes deciden volver a esos pequeños pueblos en el campo a celebrar su boda. Bodas rurales que con el tiempo perdurarán en la memoria de todos los invitados por ser bodas especiales y llenas de magia.

Los pequeños y pintorescos pueblos de España: Teruel, el Pirieneo en su totalidad, Cuenca... son cada vez más solicitados para celebrar bonita bodas rurales. Son muchas las parejas que ya evitan los salones de bodas y preparan su gran día en un ambiente rural, con toda la magia que un entorno natural puede ofrecerles: las verdes praderas, el gris intenso de los ribazos de piedra, las carreteras de montaña, el aire puro, el susurrar del viento y los ruidos de un río a la salida de un mágico pueblecito.

Os dejamos con fotos representativas de nuestras bodas rurales. En Jm Photoemotion haremos que vuestras fotografías de boda trasmitan todos los sentimientos vividos en este día tan especial.

¡No lo pienses más y haz que tu boda sea una experiencia única para familiares y amigos!. 

Boda Masía Les Casotes. Carla y Carlos.

Cada fin de semana tenemos la suerte de experimentar aquello que sienten otras personas... Carla y Carlos nos han puesto esta tarea muy fácil, pareja entregada y cariñosa como pocas. Ya teníamos el gusto de conocerlos por amistades en común, así que la tarea iba a ser más sencilla si cabe.

Desde primera hora, el hotel Els Arenals era un hervidero de risas y buen humor. Carmen Albela y parte de su equipo se encargaban de poner bien guapas a todas las invitadas por parte del novio. Ellos, gallegos de naturaleza, hacían gala del buen humor que les caracteriza, mientras el pequeño batallón de estilista y maquilladores ultimaba todos los detalles.

Una mamá impecable con un vestido de Patricia Avendaño, en tonos azules y blancos, deslumbraba a propios y extraños. Pero para deslumbrar ya estaba Carlos, que en compañía de sus más allegados, confiaba los nervios en manos del destino para así poder disfrutar del mejor momento de la boda, ¡la entrada de la novia!.

Carla lleva un elegante Atelier confeccionado con un tela de impecable caída, sus zapatos iguales que los de su hermana, daban el toque de contraste perfecto. Zapatos que fueron más que protagonistas, pues se quedaron olvidados en la tienda esa misma tarde después de la prueba definitiva. Prisas y prisas a las nueve de la noche, momentos de nervios y estrés que finalmente acabaron con un final feliz.

Masia Les Casotes en Castellón fue el lugar elegido para celebrar esta maravillosa boda. No cabe duda que las consagradas habilidades culinarias de Miguel Martí están a otro nivel, esta vez nos sorprendió con un sabroso gin tonic servido en tu tarro chato de cierre de rosca y aromatizado con romero, simplemente espectacular. Tan espectacular como la bella puesta de sol que se disfruta desde este enclave privelegiado de Masía Les Casotes.

Mejor ver las fotos para poder descubrir lo especial de este día.

 

Boda en Valencia, Marta y Manolo.

 

Prólogo.

 

Esta no fue una boda en Valencia como otra cualquiera. Son muchas las veces que andas coqueteando con el destino y lo tienes tan próximo que no lo puedes ver. Los árboles que no me dejan ver el camino son los que le darán cobijo y calor para afrontar con una sonrisa el largo camino que siempre nos espera. Hablo de sonrisa y no de otra cosa, porque es la cautivadora sonrisa de Manolo lo primero que te llega de él.

 

El paquete de tabaco.

 

El coraje, la voluntad, o el impulso de encender nuestro interruptor son cosas que muchas veces no podemos controlar. Marta y Manolo se conocen desde los cinco años, viéndose muy a menudo durante la pubertad... sin embargo fue una pequeña apuesta,un paquete de tabaco, lo que reunió el valor necesario para que la sonrisa del principe de la Baronía conquistase el corazón de la Vallera.

Los dos me cuentan la misma historia, pero conociendo a Marta no se si el cazador fue en realidad la presa. Eso quedará para interpretación de cada uno.

 

Fiesta de cumpleaños.

 

Manolo busca el apoyo de una amiga para que la propia Marta le prepare una fiesta sorpresa de cumpleaños.

-¿Qué? ¿Qué quieres que te prepare tu propia fiesta de cumpleaños?

Manolo urdía un plan secreto y necesitaba ayuda. Marta, ingenua es este momento, preparó una bonita fiesta de cumpleaños con todos sus amigos.

- ¡Qué sorpresa se va a llevar! - pensaba ella.

Todo custodiado en secreto para evitar dar cualquier pista, para no levantar sospechas. Pero fue nuestro principe el que otra vez y delante de todos sus seres queridos puso rodilla a tierra y mostró un anillo de pedida ante la sorpresa de Marta.

 

El retraso.

 

- Hola María, soy Marta, ya tenemos fecha para la boda. - ¿¿Si?? que bien......

Meses después

- Hola María, soy Marta, que vamos a posponer la boda... ¡Estoy embarazada! - ¿¿Si??......

 

Martina.

 

La noticia más bonita que puedes recibir es esa. Así que se aparcó el precioso Franc Sarabia que vistió el sábado para más adelante. Tengo que reconocer que después de siete años conociendo a Marta es más que ilusión lo que sentí el día de su boda. Además admito que me emocioné profundamente cuando, una vez vestida, se miró al espejo por primera vez. Mi pensamiento era: ¡Qué ganas tengo que ver la cara de Manolo cuando la vea!.

Manolo mientras tanto andaba preparando el biberón a Martina a la vez que sus amigos estaban dándole al gintonic, la foto no tiene desperdicio.

- ¡Me ha salido caro el paquete de tabaco! me decía ironizando entre risas.

Martina es la guinda del pastel para esta perfecta familia..

 

De una boda sale otra boda (dicho popular).

 

Trescientos cincuenta invitados animados dan para mucho... pero si a eso además, añades la pedida orquestada en secreto que Juan Carlos formalizó después de la tarta, la emoción está asegurada.

Arrodillado, microfono en mano, sorprendió a todos con un bello anillo de compromiso. Rosa no daba crédito, incluso al día siguiente todavía no era consciente de lo que había pasado.

No tenemos palabras para transmitir la maravillosa forma de ser que tiene esta bella familia, todo un honor compartir con ellos tan precioso día.

 

Felicidades y GRACIAS.

 

 

La boda de Paloma y David en el Club de Golf Escorpión.

 

Nada nos hace más felicites que fotografiar diferentes bodas de amigos. Muchas veces, la vida hace la función de círculo. Todo empezó, hace al menos 4 años, en el Hotel Astoria en la boda de Ana y Nacho. Pasamos por la Masía Xamandreu con Alberto y Sonia (cada vez más guapa). Para cerrar el círculo este fin de semana con Paloma y David en el Club de Golf Escorpión. Un recorrido en el tiempo que nos da la oportunidad de volver a ver a antiguos amigos, así como poder disfrutar otra vez de su compañía.

Blackcape se encargó de dar más porte todavía si cabe a David. Aún siendo persona muy acostumbrada a las relaciones y con gran don de gentes, ese día los nervios se hacian presa de él. ¡Quince minutos estuvimos buscando los zapatos hasta que aparecieron!. Suerte que estuvo bien acompañado de familiares y amigos, muy animados a la vez que emocionados.

Marta de Diego fue la encarga de vestir a una elegante Paloma. La obra de arte en cuestión, contaba con unos espectaculares tirantes con rosas superpuestas que se entrecruzaban en la espalda. La moda de llevar zapatos atrevidos no ha dejado de estar vigente... Paloma lucía unos espectaculares Manolo Blahnik en tono granate.

Padre emocinado, abuela orgullosa, hermano feliz, ¿qué más se puede pedir el día de tu boda?.

El momento de entrar en la Iglesia de San Vicente Ferrer fue memorable. Comenzó a sonar un coro rociero que consiguió poner los pelos de punta a todos los asistentes, en especial a Paloma. Quien esperaba junto a su padre en el portal de la entrada. La emoción, ese brote incontrolado que el corazón expulsa y que muchas veces no podemos controlar, se adueñó mágicamente del ambiente.

Así transcurrió esta maravillosa boda de septiembre en Valencia. Cuyo broche final tuvo lugar en el Club de Golf Escorpión, con una tranquila velada al aire libre y un bello atardecer. ¿Lo más divertido? El baile nupcial terminado en un flashmob de película.

Bello día, bello recuerdo y bellas fotos que realizó Antonio Hernández (nuestro Antuan).

 

Boda en Ca Pareja Xàtiva, Cristina y Pau.

Parece mentira que sólo hace una semanita estuviésemos en un eterno verano. Este sábado para la boda de Cristina y Pau en Ca Pareja (Xàtiva) nos recibieron unos nerviosos 13 grados a primera hora de la mañana.

Dogo marcaba ferreamente su territorio increpándonos con saltos a la vez que golpeaba levemente nuestra mano. Cuando ellos eran novios intentaron juntar a Dogo con Carla, un eterno amor que nunca trajo cachorritos al mundo, pero si una bonita historia que poder contar. Esa bonita historia trasciende y nos lleva a conocer a Marc y Julia. Dos preciosidades que aguardaban con Cristina la hora de la boda. Una casa siempre es un mar de nervios un día de boda... si hay niños ¡mucho más todavía!.

En un pequeño comedor se vestía Cristina acompañada de sus familiares y amigas. Tuvieron sus más y sus menos para poder encintar la parte de detrás del Airebarcelona que llevaría Cristina para el gran día de su boda. Siempre emocionante es el momento de entrar a la iglesia, el primer encuentro para nosotros siempre es el más bonito. En la puerta de la iglesia de Vallada Cris no podiá controlar su emoción. Movía su cabeza para todos lados mientras los invitados iban entrando a la celebración. A esas horas, el sol calentaba haciéndonos olvidar la fresca mañana que llevamos a nuestras espaldas. En Ca Pareja, donde estuvimos celebrando el enlace, los ventiladores despedian agua vaporizada para aliviar el sol de medio día de Xàtiva.

Esta bonita pareja junto a sus amigos nos hicieron pasar momentos muy divertidos durante la comida. Como la procesión con el regalo del novio, donde un monje encabezaba la comitiva con uno de sus amigos procesionado en alza.

Como siempre un placer poder disfrutar haciendo fotos de boda por toda España, esta vez en Ca Pareja (Xàtiva). Un privilegio que agradecemos profundamente.

La espectacular boda de Nerea y Alberto en la Masía Virgen Aguas Vivas.

Nerea no es de esas chicas que desde pequeña ya soñaba con su vestido de novia. Ella decía que nunca se casaría.¡Una boda no estaba en sus planes!. Pero como en todo siempre hay algo que nos hace cambiar de idea, que nos hace mover montañas, que nos hace encontrar una fuerza que no sabíamos que teníamos. Esa fuerza para Nerea se llama Alberto.

"Alberto es el gran culpable de todo, creo que conseguiría hasta que me tirase en paracaídas .." nos decía ella cuando hablabamos sobre la boda.

Si no recordamos mal desde que entramos en casa de Alberto hasta que salimos fueron unas 3 ó 4 veces las que nos dijo "estoy muy nervioso". No es para menos, es el día de su boda, el día más importante de sus vidas hasta el momento. De todas formas siempre estuvo acompañado de su familia y su hermano, que aunque lo tuvo que despertar de una placida siesta, en todo momento estuvo a su lado.

Le quedaba por saber como estaría la novia, que vestido portaría. Ella nos confesaba que no le gustaría que fuese ni palabra de honor, ni de muchos vuelos ni de faldas enormes tipo princesa y así fue, minimamente sencillo en sus formas, entallado y sobre todo muy elegante.

Cuando se vieron en la soledad, momentos antes de la ceremonia, sus únicas palabras fueron "pero que guapa, pero que guapa" entre lagrimas y sollozos.

Las fotografía es la mejor forma para transmitiros todo lo vivido en sus casas y en la fiesta de boda en Masía Virgen Aguas Vivas.

 

Benicassim fue el lugar escogido por Séfora y Asis para celebrar su boda. 

 

-¿De dónde viene el nombre de Séfora? Preguntaba yo. Me resultaba un nombre conocido pero no podía determinar su procedencia.

Su madre me decía:

- Séfora es la madre de Moises, es hebreo. Yo siempre decía que cuando tuviese una hija la llamaría Séfora y así ha sido.

La casualidad hace que Asís también sea un nombre hebreo, su significado es justicia. Según numerologia deseo de hacerlo todo y ser el mejor, mucha curiosidad y necesidad de cambios; lo mas importante es la libertad y la adaptabilidad. Y si conocemos un poquito a Asís creo que se adapta bastante a su forma de ser. Me comentaba Asís acompañado de Eloy (a este hay que darle de comer a parte - ¡es del propio Bilbao!) y Patrick mientras se preparaban para la celebración que el de pequeño pasaba en esa casa los veranos, que es la casa de sus abuelos. Desde el balcón se ve una pista donde los jovenes jugaban a fútbol a las 15,30 de la tarde y me comentaba con aire nostágico. -Yo siempre veía como jugaban y les pedía a mis abuelos ir pero era pequeño y no me dejaban. Ahora aunque no los tengo vivo en la que fuese su casa y siempre los tengo presente.

Mientras Séfora se preparaba y sacaba a relucir aun más su extraordinaria belleza. Con su melena a un costado, vestía un precioso vestido de Rosa Clará acompañados de unos bellos zapatos para competir con casi los dos metros de Asís.

El lugar, muy cerquita de su casa, La Opera de Benicassim. Un lugar que puede presumir de tener una maravillosa gastronomía y de un ambiente idóneo para estar rodeados de los tuyos. El coctel se celebró en una esplanada cercana al lugar del enlace donde pudimos disfrutar de los cambios de luz que produce el atardecer hasta que se oculta completamente el sol.

Enamorados del lugar donde decidieron celebrar su boda, pero más enamorados aun de esta bella pareja que comenzaron su idílio en la universidad.

 

 

La boda de Vanessa y Josep Maria en La Hacienda.

 

¿Cómo si no iba ser Marc tan simpatico? Repartiendo saludos cual fallera mayor el día de San José. Esa fue la bienvenida con la que nos atendió en casa de Vanessa. Josep Maria se preparaba para el instante de su boda en un hotel cercano, el Primus Valencia, rodeado de las personas más intimas. Una habitación de hotel no está preparada para climatizar a diez personas, así que estuvimos soportando el calor de la forma más llevadera posible.

A unos diez minutos estaba Vanessa, acompañada de sus más allegados y de un gran manojo de nervios que impulsaban las acciones de todos ellos. Aun así el momento cumbre fue cuando ella descubrió el regalo de sus padres, un precioso carruaje tirados por dos caballos negros la aguardaba junto a un cadillac del 56 para deleite de todos los acompañantes que no desestimaron esfuerzos en hacerse selfies en ambos transportes.

Amigos y regalos para personas íntimas y queridas, eso puede ser, además del buen humor, lo que carterizaría su celebración en La Hacienda, que abría la fiesta con un baile marca de la casa.